Asociación Española de Micropréstamos, todos los derechos reservados

La situación en el sector de los micropréstamos: desafíos y retos de futuro

Fecha:
26 October, 2015
categoria:

La primera que vez que se escuchó hablar de los micropréstamos las noticias procedían de países emergentes como India. Desde entonces esta forma de obtener préstamos de pequeñas cantidades de dinero salvando los (a menudo complejos y burocráticos) trámites bancarios ha evolucionado mucho. A Europa los micropréstamos llegaron hace tan solo unos años, con una filosofía diferente a la que los impulsó en un primer momento, pero con gran aceptación por parte del público que lleva a las entidades que los ofrecen a buscar soluciones comunes a los retos que plantea el futuro.

En la actualidad la mayoría de las empresas que otorgan microcréditos en España están agrupadas en la Asociación Española de Micropréstamos, AEMIP. Más de 15 miembros entre socios y entidades adheridas con el propósito común de dar respuesta a problemas comunes y crear un código de autorregulación que aporten más confianza a los usuarios.

Ferran Prat, presidente de la Asociación Española de Micropréstamos, analiza el sector en España

Según declaraciones del presidente de asociación, Ferran Prat, durante el año 2014 las entidades que otorgan los micropréstamos recibieron 1,5 millones de solicitudes de microcréditos, de las cuales se resolvieron positivamente un tercio de ellas. En total se prestaron 270 millones de euros. Para el presente ejercicio de 2015 el representante del sector augura superar el millón de solicitudes aprobadas, en lo que supondrá un paulatino crecimiento del número de clientes por las ventajas que ofrece este sistema de préstamo de dinero frente a la banca tradicional.

A pesar de que se pudiera considerar a los bancos con oficina a pie de calle como competidores con el sector, la realidad viene a poner de manifiesto que las entidades de concesión de micropréstamos y los bancos ofrecen productos diferentes. Si una persona necesita 200 euros para pagar una multa de tráfico y ahorrarse el 50% de la sanción le es más cómodo acudir a alguna de las entidades asociadas a AEMIP que solicitar un crédito a un banco. La diferenciación, y la ventaja, está en que el cliente sabe desde el primer momento cuánto paga de intereses, no con porcentajes, sino en euros, y la concesión es extraordinariamente más rápida que la solicitud en una entidad de crédito tradicional. Son productos distintos con clientes y mercados diferentes.

Casi siempre ante un negocio, una idea o un proyecto nuevo surgen dudas que procuran tambalearlo e incluso destruirlo. Las empresas de concesión de micropréstamos no son ajenas a esta cuestión y durante los primeros años han visto atacados sus intereses varias veces con falsas acusaciones como cobrar intereses de varios miles de puntos, algo totalmente ilógico.

La Asociación Española de Micropréstamos persigue la transparencia del sector, para lo que ha redactado un Código de Buenas Prácticas propuesto a sus integrantes, además de poner los medios para velar por su cumplimiento. El Código recoge entre otros aspectos la información al cliente como premisa esencial. Lo que se traduce en que todas las entidades de micropréstamos informan a sus clientes de forma fehaciente de los intereses a pagar. Cierto es que la ley actual obliga a todos a equiparar los intereses cobrados al TAE, una tasa de equivalencia anual, lo que supone un agravio comparativo que hace que los micropréstamos se asocien con intereses muy elevados. El TAE deja de tener valor representativo cuando el préstamo se concede con un plazo de devolución de menos de treinta días, como ocurre con los micropréstamos. Cuestión que lleva a los miembros de la entidad a expresar sus intereses en la cuota final que debe abonar el cliente por el préstamo.

AEMIP y sus miembros asociados y adheridos superan juntos los retos planteados y se enfrentan a las nuevas circunstancias de la economía aportando soluciones eficaces a los clientes, los verdaderos impulsores de esta entidad.