Asociación Española de Micropréstamos, todos los derechos reservados

El Mercado

Los micropréstamos  se están haciendo cada vez más populares entre los consumidores como forma de acceso rápido a créditos a corto plazo.  Muchas personas  valoran la rapidez,  simplicidad, flexibilidad y transparencia a la hora obtener liquidez para manejar sus gastos.

Los micropréstamos  permiten a los consumidores disponer de una relativa pequeña cantidad de dinero (generalmente entre 50€ y 800€), la cual se devuelve en un corto periodo de tiempo (entre uno y dos meses).  Están diseñados, por tanto, para mejorar  a corto plazo,  el flujo de dinero en efectivo.

Los micropréstamos  son una nueva, innovadora y rápida forma de préstamo que ayuda a los consumidores a evitar la deuda a largo plazo. De hecho, cada vez más, el consumidor elige un plan que le facilite la disposición de efectivo, para resolver gastos fijos, tales como las facturas de suministros básicos de luz, agua, etc. o imprevistos puntuales,  de cierta urgencia, como pueden ser la reparación del coche o de la caldera, en vez de la inseguridad que conlleva una deuda a largo plazo.

En definitiva, si tuviéramos que definir los micropréstamos, diríamos que son:

  •       Una solución rápida, innovadora y flexible de financiación
  •       Espacialmente diseñada para resolver gastos fijos o imprevistos de nuestro día a día.
  •       Con un enfoque a corto plazo, no para atender deudas a largo plazo.

MITOS Y REALIDADES DE LOS MICROPRÉSTAMOS

  • Los préstamos a corto plazo son muy costosos, cobran intereses muy elevados. 
    REALIDAD: El interés que los prestamistas anuncian es la tasa de porcentaje anual equivalente (TAE) por requisito legal. La realidad es que esta que esta medida no es la apropiada para medir el coste de un producto pensado para tan corto plazo, y, a pesar de la idea generalizada de un alto coste de los micropréstamos, si los comparamos en su justa medida, con otras alternativas de consumo, resulta que éstos son más favorables.
  • Los prestamistas no realizan verificaciones de crédito. 
    REALIDAD: Una de las premisas fundamentales es el consumo responsable del producto.Se hace especial hincapié en la responsabilidad individual que supone disponer del importe del crédito a devolver en el día establecido. Si hablamos de requisitos que se deben de cumplir para poder solicitar un micropréstamos, podemos destacar entre otros, no tener pagos pendientes o deudas frente a terceros que puedan impedir el pago del Préstamo, incluyendo pagos pendientes que estén anotados en cualquier registro de información sobre solvencia patrimonial y crédito;  Además, facilitar toda la información y documentación que se requiere en la solicitud del crédito y que ésta sea cierta, veraz y actualizada, ayuda en el control del crédito. Las agencias de crédito, por su parte, ayudan con la labor de verificación.
  • Los prestamistas se dirigen a los más vulnerables y a los desempleados. 
    REALIDAD: Nada más lejos de la realidad. Teniendo en cuenta la premisa fundamental de consumo responsable, las empresas de micropréstamos aúnan en sus políticas de préstamo, la resolución de necesidades puntuales y la evaluación previa de la capacidad de pago.
  • Los micropréstamos  son una trampa que genera una espiral de deuda. 
    REALIDAD: Los micropréstamos son una opción a corto plazo y no se deben de entender ni como un crédito a largo plazo ni como una opción para solventar otros créditos pendientes. Bien entendido y bien gestionado por parte del prestatario, el micropréstamo empieza y termina con un importe a devolver fijo y conocido y aceptado de antemano. Por otra parte, las entidades de micropréstamos  suelen fijar un techo en el número de veces en el que éste puede ser extendido, impidiendo así que la deuda se salga de control.
  • Poca transparencia en las condiciones y en los acuerdos del préstamo. 
    REALIDAD: Muy al contrario que los prestamistas ilegales, que no ofrecen ningún tipo de protección legal si los prestatarios se encuentran con problemas, los prestamistas de micropréstamos  se basan en la transparencia, reflejando en las Condiciones Generales y Particulares, conocidas y aceptadas por el cliente en el momento de la solicitud del micropréstamo, la naturaleza del acuerdo. Por otra parte,  ante posibles problemas por parte del prestatario,  la vía de la negociación prevalece sobre la vía legal. El cliente es informado, en todo momento, de las consecuencias del impago y del siguiente paso en el proceso de cobro de la deuda.
  • Las tarjetas de crédito y descubiertos bancarios son siempre más baratas. 
    REALIDAD: El coste de proporcionar un préstamo a corto plazo no es superior a otras opciones de crédito similares. Si comparamos un  micropréstamo con otras alternativas de consumo, como el descubierto en cuenta o la tarjeta de crédito, y realizamos esa comparativa utilizando el mismo baremo (TAE), llegamos a la conclusión de que el coste es similar y, en cualquier caso, relativo  y muy en concordancia con el uso que se haya hecho del producto elegido.